sábado, 6 de diciembre de 2008

¡Viva la Constitución!




06 de Desembre de 2008

Muchos meses sin escribir en el blog. Hoy, treinta aniversario del referéndum de la Constitución, es el día idóneo para el reencuentro con amigos y curiosos y compartir con vosotros mis impresiones sobre vida y política.

El día constitucional, lo he comenzado gritando en mi blog de e-noticies ¡Viva la_Constitucion! y analizando datos. La comparación del resultado de los referendums de la Constitución y del Estatuto de Autonomía de Cataluña de 2006 debiera llevar a la reflexión a algunas formaciones políticas instaladas en el descrédito permanente de la Constitución. En 1978, con un censo de cuatro millones cuatrocientos mil posibles votantes, en Cataluña la Constitución fue respaldada por más de dos millones setecientos mil catalanes; en el referéndum del 18 de junio de 2006, sólo un millón novecientos mil catalanes dieron su voto afirmativo al Estatuto, cuando el censo superaba con creces los cinco millones trescientas mil personas. Tanto en términos absolutos como relativos, la Constitución cuenta con más respaldo que el nuevo Estatuto de Autonomía de Cataluña. Sin embargo, analistas y políticos catalanistas ensalzan el resultado del Estatuto y desacreditan a la Constitución. No es de extrañar, por lo tanto, que el índice de satisfacción política de los catalanes sea el más bajo de la historia.

A mediodia, Ciutadans ha convocado a muchas personas en la Plaza de Cataluña para celebrar el cumpleaños constitucional junto a una tarta y con unos discursos. El acto ha rezumado ritmo y unidad. Me pidieron que comentara un artículo de la Constitución y he elegido el artículo 35 que es el que declara que: "Todos los españoles tienen el deber de trabajar y el derecho al trabajo, a la libre elección de profesión u oficio, a la promoción a través del trabajo y a una remuneración suficiente para satisfacer sus necesidades y las de sus familias, sin que en ningún caso pueda hacerse discriminación por razón de sexo". Con más de tres millones de parados en España, de los que cuatrocientos mil residen en Cataluña y con unas expectativas muy preocupantes en el futuro inmediato, el mandato constitucional cobra más vigencia que nunca y es imprescindible que los poderes públicos pongan todos sus esfuerzos en la creación de empleo y en la garantía de los derechos sociales. C's también tiene que hacerlo, la sociedad en general y, especialmente, los trabajadores deben percibir que nuestro partido está próximo al primero de sus problemas. En el Parlamento de Cataluña lo venimos haciendo mediante la denuncia de injusticias y la aportación de propuestas pero, lamentablemente, este trabajo todavía no hemos sabido hacerlo visible. Como muestra vale un botón, aquí está una interpelación sobre despidos colectivos y políticas activas de empleo dirigida a la Consejera de Trabajo en el último Pleno. Tenemos pendiente dar el salto a los polígonos industriales y a las obras y, visto lo visto, sólo lo podremos hacer mediante el contacto directo con los que allí trabajan. Manos a ello, entrevistas, octavillas y posters informativos, lo clásico.

Las Juventudes de ERC han convocado un acto para enterrar la Constitución, llevan varios años haciéndolo. Esfuerzo baldío, a su pesar, sigue cumpliendo años.

1 comentario:

Opinion dijo...

Estas son las iniciativas que nos hacen falta en Ciutadans, encasillada desde hace tiempo en la libertad lingüística. Ciutadans debe ser mucho más que la lengua... debe ser un referente político en todos los ámbitos. Trabajemos para cambiar esa política que tenemos ahora para que se ataquen los problemas de verdad, los que nos preocupan a los ciudadanos.

Gracias Pepe por tu trabajo.